Buscar
  • Nita Gutiérrez

Es la meditación una moda?

Actualizado: 25 de feb de 2019




En un tiempo se pensó que la meditación era bien una práctica esotérica o una actividad hippie. Ahora, felizmente, ya no es así, la ciencia ha demostrado que puede tener importantes beneficios para nuestra salud y nuestra felicidad.


En qué consiste la meditación? Cómo se puede empezar a meditar? Hay personas negadas para la meditación? Es difícil de practicar? Solo unos pocos pueden practicarla? Son algunas de las preguntas que cruzan por nuestra mente cuando no estamos habituados a esta práctica.

Meditar es simplemente regalarte un momento del día para conectarte con tu paz interior, es relajar tu cuerpo conscientemente sin llegar a quedarte dormido y enfocar tu atención sin preocuparte o estresarte. Es ideal hacerlo temprano en la mañana, antes de iniciar las actividades del día y/o en la noche antes de dormir, pero cualquier otro momento es válido también.


¿Cómo puedo practicarla?

Para iniciar debes ponerte ropa cómoda y asegurarte de buscar un lugar tranquilo en donde no haya mucho ruido o posibles interrupciones. Siéntate en una posición cómoda, puede ser en el piso o en una silla con la espalda recta, sin recostarte en el espaldar. Tus manos pueden ir sobre las piernas con las palmas hacia arriba. No se aconseja meditar acostado si tienes poca práctica, pues la idea es no quedarse dormido, empezar con 10 ó 15 minutos diarios es suficiente.


Estos son los pasos que debes seguir para lograr una meditación exitosa:

1. Cierra suavemente los ojos

2. Respira profundo y lentamente por la nariz, siendo consciente del aire que entra y sale de tus pulmones

3. Lleva el aire a tu abdomen y sostenlo ahí por unos segundos

4. Identifica el lugar a donde llega el aire en tu estómago, justo un poco por encima de tu ombligo. Ese es el centro de tu cuerpo, ten muy presente ese lugar

5. Haz un recorrido por cada parte de tu cuerpo relajando desde la punta de la coronilla hasta la punta de los dedos de tus pies

6. Sigue muy consciente del ritmo de tu respiración, inhalando y exhalando

7. Permite que todos tus pensamientos bajen como una suave cascada hasta el centro de tu cuerpo y visualiza como tu mente va quedando vacía, sin ningún pensamiento

8. Se consciente de la tranquilidad que te genera tener el cuerpo totalmente relajado y disfruta de cada instante de paz interior que este momento te brinda

9. Permite que esta energía invada todo tu ser y lentamente devuelve la consciencia a tu cuerpo.

10. Respira hondo y abre lentamente los ojos.

11. Inhala despacio, estírate un poco y exhala con fuerza

12. Incorpórate con suavidad y continúa con tus actividades diarias


Lo sorprendente es que cada vez, sin darte cuenta vas a permanecer más tiempo en tu práctica y por el contrario vas a tener la sensación de no querer salir de la meditación. Una de las cosas más importantes que se hacen en la meditación es centrarse en el momento presente. Es decir, se deja a un lado el pasado y el futuro y solo se hace consciencia de lo maravilloso que es el presente y de tu presencia.


¿Qué beneficios obtengo con la meditación?

Cientos de estudios sugieren que la meditación no sólo disminuyen los niveles de estrés, sino que también tiene beneficios tangibles para la salud como la mejora del sistema inmunológico, reducir la inflamación y la disminuir del dolor. Además, los estudios de imágenes cerebrales muestran que la meditación agudiza la atención y la memoria. Quizás lo más importante, se ha logrado relacionar la meditación con un grado de mayor felicidad y mayor compasión.


La práctica de la meditación te hace sentir más tranquilo y estable, te permite comprenderte mejor a ti mismo y a los demás. Te enseña a actuar conscientemente en lugar de reaccionar con prisa. Te permite ver las situaciones de la vida con calma, sabiduría y positivismo y te da claridad para tomar decisiones. Además te invita a disfrutar las cosas simples de la vida.


A medida que vas avanzando en tu práctica puedes llegar incluso a conectar con tu centro y con tu paz interior mientras realizas cualquier actividad de la vida cotidiana. Enfócate en disfrutar cada práctica sin generar demasiadas expectativas, se paciente y perseverante, pronto verás los resultados.

Anímate, da el primer paso y se disciplinado con la práctica diaria.


Si te gusto este artículo, por favor no olvides compartirlo, de seguro a alguien más al igual que a ti le interesará.

#mustparalasalud

15 vistas
  • lfb2
  • lfb2

 

         © 2018 Nita Gutierrez   |   All rights reserved